Lunes 08 de Enero de 2018
EL CABALLO Y EL JINETE

De la frescura de esas pibitas de la Sexta División del 2012 pasaron a brillar hoy en la Primera de El Quillá.
De la frescura de esas pibitas de la Sexta División del 2012 pasaron a brillar hoy en la Primera de El Quillá.
Se ha transformado en una potencia a nivel deportivo e institucional. Supo como encarar el proyecto y ahora puede comenzar a disfrutar de las mieles.

 

Recuerdo en el inicio de lo que fue la cobertura de esta disciplina a través de este medio, una de los puntos que mas me llamaba la atención fue el de descubrir como un club trabajaba tan fuerte en las categorías formativas pero, llamativamente, la suerte le era esquiva en las mayores.

En momentos en que todos prestaban la atención en las peleas por los Regionales, las luchas por la corona de las mayores, El Quillá pensaba en generar camadas potencialmente buenas desde las inferiores. Y como dice una canción de Los Redondos, "El futuro llegó..."

Fue así que tras festejar una infinidad de títulos en Quinta, Sexta y Séptima, categorías en las que descollaba el buen juego y con campañas en las que se superaban los 100 goles a favor y un par en contra, equipos en donde se formaban interesantes camadas de las cuales muchas hoy ya tienen ese roce sagrado que da 'la Primera', pasó la llegada de la primera estrella en el escudo lograda en la primera década del 2000 para luego arribar a este presente histórico en donde esta disciplina logró descollar con creces.

El 2017 fue el reflejo de eso. La concreción de un sueño anhelado desde hace varios años como la cancha de césped sintético de agua - la primera de esas características en la ciudad - sumado al crecimiento deportivo de los caballeros más el constante progreso ese inagotable semillero de jugadoras con las cuales se alimentan los seleccionados de la ASH y se palpita el futuro hicieron que la temporada sea inolvidable.

Que agregar de la división mayor femenina. Equipo que ganó invicto el Torneo Apertura quedándose con los tres puntos en casi todos los partidos, menos ante Banco Provincial con quien igualó 3 a 3.

El 'Transición' - certamen que sirvió como puesta a punto para los equipos que participarán próximamente del tradicional “Dos Orillas” - fue quizás su punto más flaco en el año al terminarlo con un triunfo ante CRAI por 3-2, un nuevo empate 1-1 ante Banco Provincial - a la postre campeón del torneo - y derrotas ante La Salle y SFRC por 1-2 y 3-6 respectivamente.

Por último, en la competencia en la que se enfrentan los clubes de la ASH con los equipos de la vecina provincia de Entre Ríos lo vio en el mes de noviembre dando nuevamente dando la vuelta olímpica.

En su zona fue segundo tras vencer a Hipico de Concordia, Paraná Hockey, Alma Juniors y Talleres de Paraná perdiendo con La Salle. En la semifinal de la Copa de Oro, superó 4 a 1 al CRAI para luego tomar revanchas de las 'lasallanas' y ganarle por 4 a 2 en la gran final.

En lo que involucra al nivel provincial fue protagonista principal de la primera edición de la Copa Sana Fe tras eliminar a Los Pampas de Rufino en Venado Tuerto en su debut en los Octavos para luego superar la llave de Cuartos ante Provincial en un partidazo concretado en el sintético de la ASH y luego acceder a la final al eliminar a Universitario de Rosario, en ambos partidos fue por penales.

En el partido más importante del torneo, fue superado con claridad ante uno de los equipos más poderosos de la ciudad de Rosario: Jockey Club.

En cuanto a competencias nacionales se quedó con el título en el Regional B NEA que se disputó en Santa Fe, certamen al que afrontó con un equipo alternativo en el que se mezclaban juveniles con chicas del plantel de Intermedia reforzadas con otras del equipo principal.

La primera participó en la Liga Nacional "A" finalizando en el puesto 11 entre 16 con una campaña de 3 triunfos y 3 caídas sumando a Yoana Aguilera como una de las ROMPE REDES del torneo con sus cuatro goles.

Náutico El Quillá renueva su ilusión en este 2018 y su apuesta es fuerte: baja a su entrenador principal Edgardo Fernández para que trabaje con las divisiones menores en la adaptación al sintético de agua mientras que el plantel superior tendrá la dificil misión de tratar de igualar lo vivido durante este 2017 que se fue hace pocos días.

Todos saben que en las carreras hípicas, si no tenés un buen caballo no vas a llegar muy lejos. También es reconocido que si contás con un buen caballo pero no lo sabés comandar tampoco vas a ir por buen camino.

A pesar de que para este 2018 la vara está muy alta, las 'Tiburonas' saben que cuentan con un gran caballo y con un jinete que brinda solidez. Esto hace que el margen de error sea menor y permie soñar un 2018 a lo grande.



Fuente: Ariel Arellano


Cablevideo Digital
Hockey Manía
leonardo fanelli y silvia rasellii arquitectos
25Yardas.com | Contacto
25Yardas.com | Facebook






25Yardas.com

NicoSal soluciones web

© Copyright 2011 - 25 YARDAS > www.25yardas.com < info@25yardas.com / Todos los derechos reservados.