Jueves 24 de Septiembre de 2020
EL LEGADO

Los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 no solo dejaron en la historia una medalla de plata y el ícono de Las Leonas para el seleccionado nacional femenino. ,

Cuando las Leonas nacieron en Sydney 2000, apenas había en el país 39 mil jugadoras federadas. Cuatro años después, el número se había triplicado (123.000), convirtiéndose en el deporte más practicado por mujeres, y en muchos colegios el hockey había desplazado al voley y al handball.

“En todos los rincones del país, las pibas salieron a pedir jugar al hockey. Miles de profesores de Educación Física tuvieron que indagar sobre las reglas y los clubes y entregar una de las tres canchas de fútbol para que se juegue al hockey. Que nuestro deporte les mejorara la vida a tantas chicas y chicos fue lo más lindo que nos pasó y de lo más importante que hicimos”, resalta Arrondo, que desde diciembre es Secretaria de Deportes de la Nación.

Además, valora que “en el momento en el que surgen las Leonas, la mujer encontró en el hockey un lugar donde sentirse libre y haciendo deporte en equipo”. Y subraya: “Y eso fue muy importante porque al ser un ámbito no tan habitado por el hombre, la mujer encontró un lugar de resguardo y de cuidado. Para las violencias con las que conviven las mujeres en la sociedad, es importantísimo tener un ámbito de contención como lo es un equipo”.

Para Oneto, lo que ocurrió con esos Juegos del 2000 fue que las Leonas “traspasaron la pantalla y les tocaron el corazón a todos”, porque contagiaron su identidad y sus valores. “El hockey era elitista o selectivo. Aún en el sueño más gigante del universo, a ninguna de nosotras se nos ocurrió que iba a tomar la dimensión que tomó. En el delirio, mi sueño más grande era jugar un partido en Argentina y que la cancha estuviera llena”, agrega.

“No solo generó el 'Quiero ser una Leona'. Antes era más elitista y hoy lo juegan todas las clases sociales. Que todo el mundo quiera practicarlo y que en mujeres sea el deporte más practicado... Más no podés pedir. Uno no trabajó para eso, se dio solo. Ese es un logro enorme”, aporta Aicega.

Vigil coincide: “Desde ese momento, el hockey fue para todos, no importaba si tenías o no plata. El hockey iba a estar si vos tenías un sueño. Sydney fue el nacimiento de la Leona y en la gestación tuvo leones, tuvo al hockey. Por eso generó una bisagra. El hockey se sintió representado porque fue integrado en ese proceso. En cada uno salió una Leona o un León de la vida”.

Afecto a las palabras y a la charla amena y apasionada, a Cachito le queda el final de este recuerdo memorable. “La leona no es un logo. La leona representa un espíritu y un valor de todo el hockey argentino. El símbolo de las Leonas, que nació ese 24 de septiembre, fue producto de infinidad de embriones que pasaron por el seleccionado y ese equipo fue el que sacó la Leona del hockey argentino afuera, la defendió y la hizo jugar en la cancha de la vida con toda la expresión de los seleccionados que vistieron esa camiseta", explica.

"Representó la garra, la convicción, la valentía, el disfrute para jugar y la nobleza para conquistar. Hubo un equipo, por supuesto, que la sacó al mundo, pero lo que sacó fue todo un espíritu de años del hockey argentino. Por eso tuvo tanta fuerza y produjo una revolución deportiva -asegura-. No tengo dudas de que por algo nació en ese momento y con esas jugadoras que desde el primer al último día no pararon de enseñarme el camino, porque tenían una luz distinta”.


Cablevideo Digital
Hockey Manía
leonardo fanelli y silvia rasellii arquitectos
25Yardas.com | Contacto
25Yardas.com | Facebook






25Yardas.com

NicoSal soluciones web

© Copyright 2011 - 25 YARDAS > www.25yardas.com < info@25yardas.com / Todos los derechos reservados.